domingo, 30 de marzo de 2008

El General de Bronce


Sólo un rayo de sol podía acariciar su mano, mientras que el resto de su rígido cuerpo estaba hundido en la fría oscuridad que reinaba en todo el almacén. A pesar de su longeva edad, pues le restaban un par de años para llegar a su primer centenario, el General contaba con una excelente memoria; sólo le bastaba concentrarse y en un santiamén estaba de nuevo en el centro de la plaza principal de aquél pueblo. Aquella plaza estaba tapizada de un color verde jade, y adornada por diversas flores que dejaban escapar su fragancia cada vez que el viento las invitaba a bailar. Los hermosos arbustos estaban colocados en hilera, semejando a una escolta de la realeza. Y alrededor guardias gigantes que con sus fuertes ramas protegían la plaza.
Desde su privilegiado sitio podía contemplar todo lo que ocurría en aquel prodigioso lugar, niños corriendo en torno a la fuente, amantes deambulando por los pasillos, viejos amigos disfrutando de una partida de ajedrez, y soñadores sentados en alguna banca acompañados por un sabio libro.
Fueron cinco años de estar en lo alto, testigo de tanta felicidad, hasta que un día los gigantes no pudieron impedir la forzosa entrada de aquellos monstruos de acero que escupían piedras de fuego. Las risas se convirtieron en llanto, el correr por el simple placer de hacerlo se convirtió en la única forma de salvarse, las familias fueron obligadas a separarse y el sol se debilitó permitiendo el paso de una neblina tan espesa que obligaba a caminar con cautela.
Hombres extraños, oscuros, armados, se dirigieron hacia el General, se burlaron de él, le arrojaron piedras, después lo sujetaron con cadenas y a la cuenta de tres lo derribaron.
Al parecer lo que él representaba era muy querido para ese pueblo, por tal motivo, cuando las tropas enemigas se retiraron, los habitantes de dicho lugar decidieron rescatarlo y esconderlo en un almacén; sin embargo la depresión, los cambios políticos y el transcurso del tiempo lo dejaron en el olvido.
Noventa y tres años después el General continúa oculto en el viejo almacén, añorando aquella buena época, de la cual sólo le queda ese rayo de sol que se cuela por la única ventana existente de ahora su hogar. ¡Cuánto daría por volver a estar en ese bello lugar!, ¡Sólo un instante más!.
Cierta mañana, como diez hombres se acercaron a él, -¡tanto tiempo de no ver humanos!- pensó, de repente todo fue confuso, una manta cayó sobre su rostro, los hombres hablaban entre sí, sintió movimiento, escuchó el sonido de unas ruedas, movimiento de nuevo.... la manta continuaba encima de él, pero a través de ella podía apreciar un punto luminoso, lo cual le causó perplejidad.
La manta resbaló, y frente a él cientos de personas aplaudiendo, una banda ambientando al son de las trompetas y de los tambores, globos multicolores flotando en el cielo y un sol reluciente a lo alto sonriendo. ¡De nuevo estaba en el centro de la plaza, pero esta vez era más hermosa, más majestuosa y más viva!.
Una niña se acercó a él y con asombro vio que de los ojos de bronce una lágrima brotó.
Texto: Nohema Rios
Imagen obtenida de: www.recsa.com

56 comentarios:

CalidaSirena dijo...

Me has inundado el alma con este relato, me ha encantado.
Un besito muy tierno

carlota dijo...

Emotivo relato y esa lágrima... gracias por tu visita. Un abrazo.

Camille Stein dijo...

Un bronce muy vivo. Escrito con alma muy humana. Gracias por permitir descubrirte. Espero que volvamos a encontrarnos muy pronto.
Te dejo un beso.

SILVIA dijo...

me encanto¡¡ tu relato muy emotivo, miras la vida de una manera muy especial por eso escribis tan lindoooooo¡¡¡

besitos

Antiqva dijo...

Magnifico relato, amiga...

Me temia, no obstante, que esos hombres fueran chatarreros y que el general terminara en una fundicion.

Pero no, los buenos triunfaron.

Un abrazo, amiga, me ha encantado el cuento.

Arcángel Mirón dijo...

Qué triste es cuando lo creado se derrumba, y estamos ahí para verlo caer.

Un abrazo, Nohema.

LINO FONTANA dijo...

Lo de la lágrima remata muy bien la historia del General, la emoción que provoca es muy bella.

Buen relato!

Lunae dijo...

Muchas gracias mi querida amiga por tu comentario en mi blog...me alegran mucho tus palabras de cariño.

Tengo que decir que tu relato es magnifico...me he emocionado leyendolo. Me encanto!!!!! Seguire pasandome por aqui para poder deleitarme con tus letras.

Muchos Besos!!!!!!

Nohema Rios dijo...

calidasirena: Gracias por tus palabras, es un honor provocarte esas sensaciones. Abrazos!!!
carlota: Bienvenida a esta tu casa...
camille: Así será, ya eres de mis favoritos. Un abrazo!!!
silvia: Gracias, me encanta que me visites. Abrazos!!!
antiqva: Mmmhh, no, imaginate pobre General si hubiera terminado en un horno. Esta vez se merecía ser feliz de nuevo ;). Abrazos fuertes para ti!!!
arcángel: Gracias por tu visita y sí es triste ver obras grandiosas destruidas por manos ignorantes y corrompidas. Abrazos!!!
lino: Gracias, espero verte de nuevo por aquí.
lunae: Amiga, aquí estaré siempre esperándote. Y ten por seguro que andaré por tu blog muy seguido. Te mando un arazo hasta donde estés.

Marta dijo...

Me encanta este tipo de cuentos cortos!. Muy bueno.

Gracias por tu visita y por tu comentario.

La Dulce Pena dijo...

Hasta los más duros, ante la mirada de un/a niñ@...

Es triste la historia de ese anciano, tanto tiempo encerrado en el olvido, pero, al final le dieron la sorpresa.
No sé si era tu intención, pero, me has enseñado a no perder la esperanza... Por mucho tiempo que pase...

Bss, me ha encantado!

Diana dijo...

Muy bonito cuento. Refleja muy bien los sentimientos y la vivencia de lo inmóvil. Excelente retrato del renacimiento de algo que había quedado en el olvido. Concuerdo en que el detalle de la lágrima fue excelente final.

AOM dijo...

Wao que bello... Tienes una excelente forma de transmitir lo que piensas, sin duda lograste tu cometido con este post....

Gracias por tu visita... Y por aquí me tendras dando vueltas.. Tu blog esta super...

SaLu2!!!

La Perra de Kenia dijo...

Me mola , me mola tu blog
Prometo acercarme. Un beso

Dinora dijo...

Que bello cuento con un final feliz, como los que escuché cuando niña, como los me gustan a mi :)

Saludos hambrientos, jajaja ;)

Un fuerte abrazo para tí tambien

Guerreros de Luz. dijo...

Hermosa prosa ,hermoso espacio y hermoso cuento.
Guillermo.

Enredada dijo...

mirar la vida con tus ojos... eso es lo que siento al leerte..
quedarme horas pensando... y sentirme parte de ese relato, escondida... viendo todo
Besos

Clarice Baricco dijo...

Al menos volvió y con algo vivo que es una lágrima.
Bien por tu relato.

Abrazos querida.

MentesSueltas dijo...

Gracias por tu hermoso comentario
Mi mejor energia y abrazo.

MentesSueltas

Juancho dijo...

Increíble relato. Que sensación de melancolía, precioso. Y la atmosfera genial.

Y un final muy tierno. Me ha encantado. ;D

Un abrazo y un besazo enormes. :)

Catalina Zentner dijo...

Agradezco y visita y me complace conocer este Blog, cuyo diseño y contenido son excelentes.
¡Felicitaciones y nos seguimos leyendo!

joss dijo...

Simplemente genial,me ha encantado,tienes una forma de escribir muy bonita,te seguire leyendo ok?

Nohema Rios dijo...

marta: Gracias a ti por venir hasta acá. Abrazos!!!
dulce pena: Por ahí escuché que cuando se es perseverante, tarde o temprano lo deseado se alcanza, y esta es una bella forma de darnos esperanza a todos. Te mando un abrazo!!!
diana: Si, está vez era justo que algo renaciera y no terminar en el olvido. Te quiero amiga.
aom: Tus palabras me alientan. Eres bienvenido siempre. Abrazos!
la perra de kenia: Pues ya está, a ti te mola mi blog y a mi el tuyo, qué más pretextos podemos tener para un acercamiento! :)
Guillermo: Gracias, espero verte por aquí de nuevo.
enredada: Amiga, tus palabras siempre cálidas a mis oídos. Un abrazo!
Clarice: Un honor tenerte de vuelta, y pues sí, era necesario regalárle mucha luz, después de tanto tiempo en la oscuridad.
mentessueltas: No tienes nada qué agradecer, con tu sola presencia en esta tu casa basta. Abrazos!!
juancho: Gracias, un placer que te haya gustado. Abrazos para ti.
Catalina: Bienvenida siempre y así será, pues yo me complazco en leerte. Un abrazo!
joss: Ok, muy claro. Gracias por tus palabras.

NinfA_OccidentAl dijo...

Hola! gracias por la visita! me quito el sombrero ante la belleza de tu prosa! Créeme que el inicio de ese llanto me llegó! ;) saludos!

Enredada dijo...

GRACIAS POR TUS PALABRAS...
siempre me dan esperanzas...
besos

Javier dijo...

El relato da que pensar. Los países. las sociedades, las modas, la política hace que lo que hace tiempo fue denostado ahora se admire.

Buen relato, has sabido reflejar la situación de una forma de lo más curiosa.

Gracias también por pasar por mi casa.

Un abrazo

Tomás dijo...

hola, quería agradecerte tuvisita a mi hotel y me llevo un cuento precioso para antes de dormir,

muy bueno, me ha llenado ese bronce, me ha recordado aquel de EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

un abrazo

TOROSALVAJE dijo...

Un relato demoledor, la locura humana descrita con un esplendor fascinante.

Me ha gustado muchísimo.

Ahora te pongo.
Ahora te quito.
Ahora te pongo.

Pasan los años, la violencia, las ideas, las nostalgias, y el hombre sigue luchando contra si mismo.

Magnífico.

Coincidomos en el tiempo y en los respectivos blogs.

Besos.

El Toro de Barro dijo...

Extraño relato el de un un bronce que se resiste a morir, más no sabe cómo hacerlo...Me recuerda a los ya antiguos poemas de Rosa Lentini, escritos frente a los colosos de Ramsés...

Alemamá dijo...

Saludos. Tienes un hermoso sitio.

mArXelLa dijo...

Que lindo cuento, nos llevas por un sentimiento de añoranza, de recuerdos y de humildad. Coincido con todos, es algo muy emotivo que deja en mi mente la lágrima que corre. Un abrazo!

∂ZuL™ dijo...

Vaya aquí también es un sitio muy interesante, me he quedado con ganas de regresar, espero me permitas hacerlo, si me das chance te linkeo, me gusta mas leer de noche para pasar y leer con mas atencion, gracias por tu visita... veo que te gusta la "Loca de Texas" tienes excelente gusto!

Aguamarinna dijo...

Hola Nohema:

Permiteme felicitarte, por tan bella redaccion..! Es hermoso tu estilo de expresion....Tus aportaciones son inteligentes semillas para el entendimiento..! Sigue puliendo tan profundo talento...! Tales segmentos merecen su debido Reconocimiento..!

hawwah dijo...

qué bonita historia!!

un abrazo!

PD: no recordaba ya, pero sí he visto la pelicula "París, te quiero"...me encantó...recordar la historia de los mimos me hizo sonreír...

Nohema Rios dijo...

Dinora: Me alegra el que este humilde cuento te haya evocado recuerdos de tu niñez. Te mando un fuerte abrazo!!!
Y recibo tus saludos hambrientos con todo el corazón ;)

Nohema Rios dijo...

ninfa: Te agradezco el que hayas venido a visitarme. Regresa cuando quieras.
enredada: Me alegra que te pueda ayudar en algo, y si mis palabras contribuyen en que te sientas mejor, lo seguiré haciendo.
Amiga te mando un abrazo!!!
javier: Me alegra verte por aquí y sí lo clásico es admirable, sobre todo cuando es impulsado por el sistema sociocultural en el que vivimos. Espero verte pronto por aquí.
tomás: Me alegra que mi cuento te acompañe hasta los rincones de tu mundo onírico. Qué curioso que lo hayas relacionado con la novela de García Márquez, tal vez sea por la espera del anciano durante tanto tiempo. Te mando un abrazo y regresa siempre!!
toro: Hermosa manera que utilizaste para referirte a este cuento y sí, eso de lo que hablas era lo que precisamente quería expresar. La lucha intensa del hombre contra su propio self a través de los tiempos.

Sopesin dijo...

Qué bonito cuento, muy emotivo. Un abrazo!

Ana Koreta dijo...

Me recordaste las tardes en la plaza y las miradas furtivas a las estatuas siempre tan sospechosas!
Un abrazo.

bLanchE ʚïɞ dijo...

Si que haces cosas bellas con las letras...

Gracias por éste texto, me ha traido recuerdos bellos =)

hadaazul dijo...

magnifico y emotivo tu relato......

trasmitis muchas sensaciones al leerte............

me encanto ..........

te dejo mimitos para tu alma

Aguabella dijo...

nadie se dió cuenta del alma que encerraba esa dureza aparente revestida de bronce.
muy buen relato.
te vi en mi blog y he venido a hacerte una visita, es muy, muy interesante lo que escribes, te visitaré de nuevo si me lo permites.
un saludo.
Aguabella

mia dijo...

conmovida...me dejas

has arrancado una lágrima

al bronce! Le dejas...

le sigues y te alejas!

Eterno combate del humano

Un día nos habremos superado!

Leerte y sentirte es superarnos!

Dr.MIKEL dijo...

Emotiva narracion que evidencia nuestra propia decadencia y lo efimero de nuestra presencia.
Saludos y pasate cuando gustes, mi casa es la de todos.

Zârck. dijo...

Un placer haberme acercado a tu blog.
Saludos desde el Jardín.

Fernando Sarría dijo...

buen relato...no te conocía..abrazos.

Patricia dijo...

precioso relato..emocionante lagrima

cariños para ti

gracias por pasarte por mi espacio,te sigo leyendo

Nohema Rios dijo...

toro de barro: Es un honor que mi cuento te haya recordado a Rosa Lentini, espero verte pronto por aquí.
alemamá: Gracias por tus palabras. Esperó tu pronto regreso.
marxella: Me agrada que te haya gustado, te agradezco tus palabras. Regresa pronto!
azul: Hola!!!, pues es un honor que me enlaces, ahorita mismo hago lo mismo. Un abrazo!
aguamarinna: Gracias por tus palabras alentadoras. Me ayudan a continuar. Te mando un abrazo!
hawwah: Siii, los mimos están divinos. Gracias por la visita, te espero pronto!

Señor Oscuro dijo...

Hola!!! Me ha encantado este relato, escribes realmente bien!!! Ojalá tuviese yo la mitad de imaginación para escribir que tu :)

Muchísimas gracias por tu visita, yo mepasare por aqui a menudo, con tu permiso claro ;)

Un beso!!!

Nohema Rios dijo...

sopesin: Un abrazo fuerte para ti amiga!!
ana koreta: Sí, a mi también me llaman mucho la atención, en ocasiones siento que me observan. Un abrazo!
blanche: Me hace sentir muy bien que este escrito te haya traído recuerdos lindos. Te mando un abrazo!
hadaazul: Gracias por tus palabras, siempre cálidas. Un abrazo fuerte!
aguabella: ¿Qué si te lo permito?, no necesitas invitación, eres bienvenida siempre. Te mando un abrazo!
mia: Creo que eso es lo más esperanzador, creer en nosotros mismos. Me alegra que te haya gustado este espacio. Vuelve pronto!
dr. mikel: Gustosa de verte por aquí!, y claro que estaré visitándote seguido. Un abrazo!
zarck: Un placer tenerte por aquí. Abrazos!
fernando sarría: Gracias por haberte parado por aquí. Te espero de nuevo. Abrazos!
patricia: Nos seguiremos leyendo, así será. Un abrazo!

Basquiat dijo...

muy buena forma tienes de contar, de transportarnos a donde quieres, me ha gustado mucho este relato.
saludos.

Jimiescu dijo...

El pesimista

Esa lágrima nubló su mirada y le despertó el cuerpo, descubrió que aún la manta le cubría la cabeza. En el cuello una gruesa soga se enredó gentil con su cuerpo pero amenazadora son su existencia, un teléfono celular era testigo mudo. Ese día fue ahorcado el general.

A mí también, a veces las lágrimas me despiertan a la realidad.

http://www.zappinternet.com/video/LeWjSaqRad/Caida-de-la-estatua-de-Saddam-Hussein

Buen cuento.

zeta dijo...

No está nada mal, señorita, tiene bien hilo para hivanar...Suerte, lindo relato...

borrasca dijo...

Que belleza de relato, me encantó!!!!

Besitos borrascosos

Paisanito. dijo...

Paso a saludarte...

ya te puse en mis links

asi que pronto me veras...

buen domingo!

un fuerte abrazo!

Bohemia dijo...

Bellísimo texto y junto a mi admiración quiero dejarte un gracias enorme por tu paso por mi blog, por los comentarios que me has ido dejando y los cuales agradezco profúndamente...Gracias, cielete!!!

Un beso

JOAQUIN DOLDAN dijo...

es verdad

todo es subjetivo

un saludo desde sevilla